psicología

En diferentes etapas de nuestra vida se nos presentan dificultades o situaciones que nos impiden seguir adelante con nuestros objetivos. Muchos de ellos somos capaces de solventarlos por nosotros mismos, sin embargo a vece s, tras probar distintas soluciones sentimos que nos sobrepasan. Si no le ponemos remedio, pueden llegar a escapar poco a poco de nuestro control,  van creciendo y afectando a las distintas áreas de nuestra vida generándonos un gran malestar.

En esos momentos resulta útil y beneficioso contar con alguien que nos ayude a tomar distancia para observar la situación en perspectiva y ayudarnos a decidir adecuadamente. Un profesional que nos proporcione otra alternativa más eficaz, que nos ayude a conseguir las metas que queremos para nuestra vida.

 Si voy al psicólogo ¿significa que estoy loco?

Afortunadamente vivimos en una sociedad actualizada donde tabúes de antaño van desapareciendo poco a poco. Ya sabemos que el psicólogo no es un mago que saca su varita mágica y cure todos los males. Ni tampoco es un juez que juzga, ni se sorprende de las dificultades o malestar que pueda estar pasando una persona.

El psicólogo posee unas herramientas y acompaña a la persona en un proceso que se llama psicoterapia. Ahí se asume un compromiso, donde se pretende retornar a la salud de la persona entendida como bienestar físico, psicológico y social.

Es un experto que proporciona soporte y dirección al desarrollo de una serie de capacidades en la otra persona. Te guía y te acompaña en todo el proceso.

Muchos de los problemas psicológicos que sufren los adultos pueden comenzar o presentarse en edades tempranas aunque los síntomas se manifiesten de forma diferente. En estos casos resulta fundamental intervenir. No hay que dejarlo pasar.

 

Share This